Miguel Serrano

Hola,

Yo te quiero. Te quiero porque me tomaste de la mano para ir a la escuela la primera vez. Te quiero porque me enseñaste a leer y escribir. Te quiero porque me has ayudado a orientarme cuando me pierdo. Te quiero porque me ayudas a mejorar cuando me enfermo. Te quiero porque recuerdo que me has protegido. Te quiero porque te he visto ser heroica. Te quiero porque te he visto ser abnegada en los momentos que otros te han necesitado. Te quiero porque aún puedes sorprenderme cuando hace falta ver bondad.

Pero dejé de confiar en ti. Cuando te vi mentir. Cuando te vi robar. Cuando te he vi hacer daño a la gente por llenarte los bolsillos de unos pesos. Cuando te vi ser indiferente al sufrimiento de la gente alrededor de ti. Cuando te vi negarle derechos a la gente por no parecerse a ti. Te vi ser misógina, homofóbica, clasista, y racista. Parece que siempre puedes inventar una manera más de discriminar. Dejé de confiar en ti cuando te vi olvidar. Has dejado que tanta gente se aproveche de nosotros y no veo cuando vayas a parar.

Yo te quiero México. Te veo en toda tu gente, y todo lo que hacen. Me has dado todo, y me has maravillado con todo lo bueno de tu gente. Pero también he visto lo malo de lo que eres capaz. Y se volvió tan presente que lo malo para mí opaco todo lo bueno que tienes. Y con toda la vergüenza te digo que me rendí.

Pasé mucho tiempo triste, viéndote con desesperanza. Y de repente te conocí de nuevo. Te vi saliendo a la calle, ocupándote de lo importante. Te vi siendo valiente. Como nunca, te vi con la decisión de cambiar las cosas. Y por eso quiero ayudarte a que mejoremos todos. Quiero darte las cosas que mejor se hacer, y las que tengo que aprender. Ponerle el esfuerzo y tiempo necesarios junto contigo. Porque algún día quiero que los que trabajamos para el bien de todos nos llamemos México, hoy empezamos llamándonos Wikipolítica.

Atentamente,

Miguel

 

Comparte