Armando Estrada

Amintita,

Al momento de redactar esta carta, estuve pensando un buen rato de que se iba a tratar. No soy muy fan de hacer cartas pero cuando decido hacerlas, me gusta echarle ganas. Así qué haré mi mayor esfuerzo por expresar todos los sentimientos y recuerdos que vienen a mi mente cada que intento describir el infinito amor y admiración que siento por ti.

Los primeros recuerdos que tengo en mi vida, donde tu apareces, me llevan a verte en un super mercado vestida de rosita, con todo y moñito, y que primeramente me hacen pensar que eres la persona más hermosa que haya visto en mi vida, y que probablemente jamás veré. Pocas historias me gustan tanto escuchar tantas veces, como cuando doña Oly empieza a relatar todas esas veces que me encabronaba porque te dejaban “libre” paseando por las plazas y yo solo pensaba que en cualquier momento alguien te pudiera robar. No podía evitar esa necesidad de querer proteger a mi hermanita porque es indefensa por el simple hecho de ser mujer.

Jamás lo había pensado tanto a detalle pero tú eres una de las principales razones que hacen levantarme día con día fastidiado de lo que ocurre con nuestro país. Probablemente, de no haber sido por tu llegada hace ya 20 años, yo no estaría tan apasionado por lo que hago y que planeo seguir haciendo el resto de mi vida. En pocas palabras, de no haber sido por ti, yo no tendría conciencia de lo dificil que es ser mujer en este país.

Tu me inspiras a soñar con un mundo diferente porque, pese a la situación actual, has decidido jugar un deporte que supuestamente es para hombres como lo es el futbol; eres una de las personas más inteligentes que conozco, te has ido a viajar sola por el mundo, sales de noche y no necesitas que un hombre te lleve y te recoja; decidiste irte a vivir a otra ciudad y entrar a una escuela pública (la mejor del país jeje) y enfrentar todos sus estereotipos machistas. En pocas palabras, has roto con todos los paradigmas en los que se sustenta nuestra cultura machista.

Gracias infinitas por ser la persona más hermosa que haya visto, pero sobre todo por hacerme ver que mi principal labor como hermano, persona y sobretodo hombre, no es protegerte, sino buscar impulsar un espacio en el que ni tu ni nadie, por simple hecho de ser mujer, necesiten de un hermano para poder vivir tranquilamente.

Te amo y gracias por darle rumbo a mi vida, desde que tengo 4 años y 9 meses.

Armandito

Comparte